jueves, 19 de diciembre de 2013

Mala salud oral y cáncer de páncreas.

  Un estudio reciente ha concluido que los hombres que cuentan con antecedentes de enfermedades de las encías podrían tener un mayor riesgo de desarrollar cáncer de páncreas.

  Los investigadores analizaron datos de más de 51.000 hombres durante un periodo de 16 años. El propósito fue determinar si las enfermedades de las encías o la pérdida de dientes podrían estar relacionadas con el cáncer de páncreas.

  Después de ajustar factores como la edad, los antecedentes como fumador, la diabetes, la obesidad, la dieta y otras condiciones contribuyentes posibles para este tipo de cáncer, los investigadores hallaron que los hombres con antecedentes de enfermedades de las encías tenían un 64% más de riesgo de sufrir cáncer de páncreas que los hombres sin condiciones de este tipo.

  La Asociación Dental Americana (ADA) advierte que se necesita más investigación para validar la asociación. La ADA también señala que el rol que juega la diabetes en los resultados también requiere una mayor investigación, ya que la diabetes está asociada tanto a enfermedades periodontales como a cáncer de páncreas.


Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617

martes, 17 de diciembre de 2013

Colágeno de regeneración guiada para el cuidado bucodental.


 El uso del colágeno en la regeneración guiada aplicada a la Odontología es sencillo. Como si fuera una pegatina se apoya sobre la zona receptora del injerto, de manera que se cubra por completo.

 Esta membrana sirve como barrera celular y logra que la zona ósea, que se intenta regenerar a través de injertos, no se vea afectada por células de tejidos blandos de la mucosa oral, eliminando de esta manera el riesgo de rechazo.

  La implantación de esta terapia regenerativa tiene como objetivo mejorar la salud bucodental de los pacientes, regenerando los tejidos periodontales previamente destruidos de una forma más eficaz y restaurando un estado periodontal completamente normal.

  El uso de colágeno de regeneración guiada ya es clave para mejorar la salud y la calidad de vida de los pacientes en otras disciplinas médicas, por ejemplo, en la recuperación de pacientes quemados.



Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617



jueves, 12 de diciembre de 2013

La periodontitis avanzada acorta la esperanza de vida.


 Tener una buena salud periodontal eleva la longevidad.

  Cerca de un 10% de la población tiene periodontitis grave, que se asocia con importantes enfermedades sistémicas, como la diabetes mellitus tipo 2. La periodontitis favorece una mayor mortalidad, sobre todo por su interrelación con la diabetes y la enfermedad cardiovascular. La evidencia en este ámbito es ya tan sólida que se sugiere que las consultas odontológicas no sólo permiten cuidar la salud bucal de la población, sino que también pueden advertir sobre problemas de salud incipientes o, incluso, a prevenir la aparición de algunos de ellos.

  El mayor paradigma en este nuevo enfoque de la periodontitis se encuentra en una enfermedad como la diabetes. Se ha demostrado que una periodontitis avanzada afecta negativamente al control de la glucemia en diabéticos y eleva el nivel de glucemia en personas no diabéticas.


  El aumento de la inflamación sistémica que resulta de la entrada de bacterias periodontales en el torrente sanguíneo y sus factores de virulencia dentro de la circulación pueden explicar esta asociación entre periodontitis y diabetes. También se ha apuntado el efecto de la periodontitis sobre el equilibrio oxidativo en el organismo, potenciando los mecanismos de estrés oxidativo que, de esta forma, desencadenarían también otras enfermedades.



Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617




martes, 10 de diciembre de 2013

Consejos básicos para una mejor salud bucodental.

  1. Consejos y hábitos de higiene bucal.
Usar cepillo dental manual o eléctrico (como mínimo 2 minutos de cepillado) e interdental (limpiar los espacios entre los dientes a diario), seda dental, dentífrico (con flúor para prevenir las caries, con antisépticos para controlar la formación de placa bacteriana, con desensibilizantes para disminuir la sensibilidad dental, etc.) y colutorios (con acción antiséptica como los que tienen clorhexidina).
Cepillarse también la lengua y cambiar el cepillo de dientes cada 3 meses.

  1. Recomendar una visita al dentista por lo menos una vez al año.
También visita periódica al periodoncista cuando se presente inflamación y/o sangrado de encías.

  1. Recomendar una alimentación saludable.
Una buena nutrición no solo es necesaria para tener una buena salud general, sino que es de gran importancia para la salud bucodental.

  1. Consejos a las embarazadas.
Durante el embarazo hay mayor frecuencia de caries y aparece frecuentemente sintomatología de inflamación y sangrado gingival.

  1. Consejos a los diabéticos.
Los pacientes diabéticos tienen mayor probabilidad de desarrollar infecciones, entre ellas la periodontitis (que es tres veces más frecuente en estos pacientes). La periodontitis puede dificultar el control del azúcar; además, el tratamiento de la periodontitis puede mejorar el control glucémico.

  1. Sensibilidad dental.
Aconsejar dentífrico y colutorio para disminuir la sensibilidad.

  1. Halitosis.
La mayoría de las causas de mal aliento tienen su origen en infecciones bucales, por lo que en estos casos se debe recomendar una visita con el dentista.

  1. Sequedad bucal o xerostomía.
Ocurre frecuentemente en pacientes geriátricos o por medicación antidepresiva. Se debe aconsejar hidratarse, tener buena higiene y evitar productos que provoquen sequedad bucal.

  1. Evitar medicamentos que amenazan la salud de las encías.
Los antidepresivos y otros fármacos pueden disminuir la producción de saliva que protege los dientes; los antihipertensivos y fármacos inmunosupresores pueden causar hipertrofia gingival y los bisfosfonatos indicados para la osteoporosis también se asocian con algunos trastornos bucales cuando se realizan tratamientos quirúrgicos.


Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617


jueves, 5 de diciembre de 2013

Consecuencias del diastema dental.

  El llamado "diastema dental", que denomina el espacio entre los dientes y que suele afectar a los dos incisivos centrales superiores, puede producir lesiones en las encías, la aparición de caries ( ya que los restos de alimentos pueden alojarse ahí con más facilidad ) e incluso, problemas en el habla. Además, la separación entre los dientes puede originar también una incorrecta mordida, lo que incrementa las posibilidades de padecer dolores de cabeza, mandíbula, oído y cuello. Asimismo, esta incorrecta acción de morder puede también derivar en problemas en la columna y la musculatura.

  Esta separación se produce por la diferencia de proporción entre los dientes y la arcada dental. El diastema dental se ve, de forma clara, en los niños cuando pierden sus dientes temporales, al ser estos más pequeños que los permanentes que se están formando.

  Para solucionar este problema, pueden utilizarse aparatos durante un tiempo prolongado y, si el espacio es muy grande, la ortodoncia para alinear las piezas y cerrar los espacios de manera que se obtenga una correcta mordida.


  Por otra parte, en los casos más extremos, el profesional puede optar por el uso de carillas de composite en los incisivos centrales y laterales. Estas se colocan sobre la superficie del diente y modifican su color, forma y tamaño. De esta forma, no es necesario reducir piezas dentarias y es una técnica que puede realizar un odontólogo.


Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617







martes, 3 de diciembre de 2013

Desmontando mitos en la salud bucodental

Implantes… ¿para toda la vida?
Los implantes no están exentos de sufrir enfermedades, siendo el mayor riesgo de fracaso o complicaciones en los pacientes con periodontitis no diagnosticadas y en pacientes fumadores. El tratamiento y control de las enfermedades periodontales y periimplantarias minimiza el riesgo de pérdida ósea alrededor de los implantes.


Los cepillos interdentales aumentan los espacios entre mis dientes.
El uso adecuado de aqestos sistemas no aumenta los espacios; al contrario, va a permitir la eliminación de las bacterias de las superficies laterales en los dientes evitando la progresión de la enfermedad, la destrucción del hueso y, por tanto, el aumento de dichos espacios.

Estoy embarazada y me sangran las encías, ¿me puedo tratar?
El tratamiento periodontal no tiene efectos adversos ni en la madre ni en el feto; por el contrario, padecer periodontitis y no recibir tratamiento previo al embarazo triplica el riesgo de sufrir un parto prematuro. Lo ideal es que previamente al embarazo se realice una visita al dentista o periodoncista para el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de las encías, lo que beneficiará a la madre y al feto.

El cepillo eléctrico estropea las encías y mis dientes.
Una posición del cepillo correcta durante un tiempo suficiente en cada diente optimiza el resultado.

Soy mayor, ¿para qué colocarme implantes dentales? 
La vejez no es un condicionante para la colocación de implantes, la única limitación es el estado de salud del paciente. Sí existe, en cambio, una edad mínima para la indicación de una terapéutica con implantes: a partir de los 18 años, cuando se estima que ha finalizado el periodo de crecimiento.


Lo que pasa en la boca, ¿se queda en la boca?
 Las consecuencias de la salud bucal no se restringen a la cavidad oral. Los pacientes con periodontitis tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, pulmonares o diabetes, y en los embarazos triplica el riesgo de sufrir partos prematuros.

No puedo tener las encías enfermas…me cepillo tres veces al día.
La eficacia de la lucha contra las enfermedades periodontales no está directa y únicamente ligada al tipo de cepillo ni al número de veces con que cepillamos nuestros dientes, sino que también depende del grado de motivación, el acceso a las localizaciones difíciles, el tiempo empleado, y a condicionantes genéticos y ambientales.

La ortodoncia es solo para los niños.
El tratamiento con ortodoncia se puede realizar a cualquier edad, solamente es necesario que la cavidad oral esté sana.

Tengo la boca sana, ya que es normal que la encía sangre y no me duele nada.
Una encía sana no debe sangrar. El sangrado es de los pocos signos que avisan de que una encía está enferma. Además, cuando aparece el dolor ya es signo inequívoco de la existencia de alguna patología más importante. Las enfermedades de las encías no producen dolor y pueden pasar inadvertidas, detectándose habitualmente cuando la enfermedad ya ha ocasionado una pérdida ósea extensa e irrecuperable.

El tabaco tan solo mancha mis dientes.
Los fumadores tienen tres veces más riesgo de sufrir periodontitis y de que su enfermedad progrese más rápidamente y responda peor al tratamiento, provocando la pérdida de piezas dentales. Junto al alcohol, es el causante principal del cáncer oral; además, es uno de los principales agentes que motiva el fracaso de los implantes dentales.


Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617

jueves, 28 de noviembre de 2013

Sensor bucal: ¿Realidad o ficción?

  Un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de Taiwán ha desarrollado un nuevo sensor bucal capaz de detectar si una persona ha comido o fumado más de los que debería. El dispositivo, que aún es un prototipo y se encuentra en fase de prueba, cuenta ya con una precisión del 94% y es capaz de diferenciar entre comer, hablar, toser, fumar, beber y respirar.

  Se sitúa en la boca y se conecta al frenillo. La clave de su funcionamiento es la incorporación de un velocímetro, gracias al cual se puede medir el ritmo de los movimientos realizados con la boca al comer o al fumar, de manera que una persona podría saber si se ha excedido realizando alguna de estas cosas.

  Por si estas características fueran pocas, los científicos además tienen intención de diseñar próximamente otro prototipo que incorpore bluetooth.


Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617




martes, 26 de noviembre de 2013

Mantenimiento periodontal, garantía de éxito.


  Sin mantenimiento, el tratamiento no será eficaz. Sobre esta base se asienta la terapia periodontal de soporte o de mantenimiento. Se trata de procedimientos de mantenimiento realizados en la clínica dental, dirigidos habitualmente por el higienista dental bajo la supervisión del odontólogo.

  Normalmente, incluyen una puesta al día de la historia médica y dental, examen de los tejidos blandos, dientes, implantes y prótesis, evaluación periodontal y eliminación de la placa bacteriana.

  Una parte integral del mantenimiento es el seguimiento constante del paciente, con la finalidad de interceptar los primeros signos de enfermedad.

  El comienzo de la enfermedad periodontal siempre viene precedido por signos de gingivitis (inflamación de la encía que rodea el diente). Por lo tanto, la eliminación de la inflamación gingival y el mantenimiento de los tejidos gingivales sanos prevendrá tanto el inicio como la reaparición de la enfermedad periodontal.

  Para alcanzar este objetivo, es necesario la implicación del paciente en la eliminación periódica de la placa bacteriana mediante sus cuidados personales (cepillado diario, uso de la seda dental o cepillo interdental y limpiador lingual); por su parte, las tareas de mantenimiento del higienista dental, a intervalos regulares, compensará las deficiencias de la higiene diaria.

  Aquellos pacientes tratados de enfermedad periodontal avanzada, incluyendo técnicas quirúrgicas, que no siguen las pautas de mantenimiento adecuadas vuelven a recaer de esta enfermedad.

La terapia de soporte periodontal, basada en el control de placa adaptada a las necesidades individuales del paciente, logra reducir al mínimo la pérdida de dientes, disminuye la recurrencia de caries y consigue casi una completa estabilidad periodontal.

  Esta terapia de mantenimiento debe formar parte del tratamiento periodontal, siendo un recurso imprescindible para poder mantener los resultados a largo plazo. Los pacientes que siguen un programa de mantenimiento regular y lo cumplen tienen un mejor pronóstico que aquellos que no lo siguen.


  Para los pacientes tratados de periodontitis moderadas o avanzadas la frecuencia de visitas al higienista dental para llevar a cabo el mantenimiento de la salud de las encías generalmente oscila entre los 3-4 meses, mientras que para las formas leves de periodontitis el periodo se puede alargar entre los 6 y 12 meses.



Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617

jueves, 21 de noviembre de 2013

Ránula

  El término ránula se emplea genéricamente para designar a los mucoceles que se producen en el suelo de la boca. En la mayoría de las ocasiones, la causante de la lesión es la glándula sublingual, aunque pueden originarse del conducto submaxilar o incluso de las glándulas salivales menores del suelo de la boca.

  El aspecto histopatológico de estas lesiones es similar al de los mucoceles de otras localizaciones.

  El tratamiento de la ránula es siempre quirúrgico; de hecho, se recomienda la extirpación de la glándula afectada.

  Otra técnica que se emplea es la “marsupialización” (destechamiento o exteriorización), que supone la remoción del techo de la lesión intraoral. Este procedimiento puede resolver con éxito lesiones pequeñas, pero suele fracasar en las grandes. Por esta razón., la mayoría de los autores recomienda la extirpación completa de la glándula afectada, para prevenir las recurrencias.



Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617


martes, 19 de noviembre de 2013

Ortodoncia en adultos: Ortodoncia invisible.

  Los expertos estiman que el uso de las ortodoncias en España se ha triplicado en los últimos cinco años y ha dejado de ser un tratamiento sólo para niños, entre otros motivos, debido a la mejora de los sistemas disponibles. Cada vez más adultos se deciden a utilizar tratamiento ortodóncico, tanto por motivos estéticos como de salud.

  Los alineadores invisibles son una nueva opción de ortodoncia basada en los últimos adelantos de la ingeniería tridimensional. La ortodoncia invisible se ha convertido en una forma sencilla de corregir malposiciones dentarias, utilizando una serie de férulas alineadoras y evitando la imagen asociada de los tradicionales brackets metálicos. Además, está desarrollada específicamente para pacientes con dentición de adulto y crecimiento mandibular terminado. Su funcionamiento es sencillo, sobre todo para el paciente, que sólo tiene que ir al dentista cada dos semanas para ir cambiando su alineador.





Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617


jueves, 14 de noviembre de 2013

El herpes oral recurrente.

  La infección por herpes oral recurrente presenta una elevada incidencia en la población general: hasta un 90% de la población  presentan anticuerpos frente al herpes simple Tipo I. Los tratamientos odontológicos pueden producir cierto trauma en los tejidos orales y periorales y provocar que la aparición de lesiones por herpes oral recurrente sea un hallazgo no infrecuente.

 El primer contacto con el virus suele producirse en la infancia, por contagio mucoso con secreciones infectadas (saliva) o con lesiones periorales activas. Esta afección cursa con signos y síntomas tales como múltiples vesículas orales, fiebre, escalofríos, fatiga y dolor muscular. La clínica suele durar entre 10 y 14 días.



  Tras la primoinfección con el VHS-I, el sujeto afectado desarrolla una respuesta inmunitaria específica contra el virus. Es transportado a través de los nervios sensoriales hasta los ganglios, donde permanece en estado de latencia.

  Las lesiones también pueden asentar en el territorio intraoral (herpes oral recurrente) y afectar a la mucosa masticatoria de los procesos alveolares y el paladar duro, en forma de vesículas en ramillete que se erosionan con gran facilidad.

  El manejo de los tejidos periodontales durante ciertos procedimientos odontológicos puede actuar como factor desencadenante para la aparición del herpes labial recurrente. Existen episodios de reactivación del virus del herpes simple como consecuencia de extracciones dentales (ya sea por el trauma de la propia extracción sobre los tejidos o bien por la inyección del anestésico local).

  La infección por herpes labial recurrente se manifiesta clínicamente en diferentes estadios: eritema, pápula, vesícula, úlcera y costra.


Las úlceras son de pequeño tamaño, entre 1 y 3 mm, aunque pueden confluir dando lugar a lesiones mayores. Cuando las lesiones asientan en la mucosa labial o el área perioral se produce con frecuencia la formación de una costra, que constituye la etapa final antes de la lesión. La infección suele remitir de forma espontánea en el plazo de 10-14 días y la curación se produce ad integrum,  sin formación de cicatrices.

  A pesar de presentar un curso aparentemente benigno, se han descrito complicaciones asociadas a episodios herpéticos que pueden ocasionar lesiones tanto a nivel de tejidos blandos gingivales como a nivel dentario. También encontramos descritos casos de recesiones gingivales de rápida evolución (2,5mm de aumento de recesión en 24 horas), así como casos de pulpitis ocasionadas por la reactivación del virus.

  El contagio puede ocasionar lesiones tanto a nivel de las mucosas (herpes oral y/o ocular), como en otras localizaciones menos frecuentes, como son los dedos de las manos.

  A la hora de diagnosticar la aparición de un episodio de herpes labial recurrente, el paciente debe ser capaz de reconocer, en la etapa prodrómica, los síntomas que preceden a la instauración de los signos orales de la infección por el virus del herpes. Se han descrito hormigueos, quemazón o picor generalmente localizado en el área perioral.

  Ahora se sabe que se puede prevenir de forma efectiva la aparición de herpes labial recurrente en el paciente inmunocompetente por medio de las siguientes pautas:
  • Protección solar (FPS 15 o superior).
  • Aciclovir sistémico por vía oral 400mg dos-tres veces al día (cada 8-12 horas) comenzando la toma 24 horas antes de la intervención planificada, o bien
  • Valaciclovir sistémico por vía oral 500-2000mg dos veces al día (cada 12 horas), comenzando igualmente 24 horas de la intervención.
  Se han investigado nuevas modalidades de tratamiento para la prevención del herpes labial recurrente, como la fototerapia con láser. Esta terapia sería capaz de reducir el dolor, acelerar la curación de las lesiones, reducir su tamaño, disimular el edema e incluso estimular la respuesta inmune de los pacientes.

  Cuando nos encontramos ante una lesión activa de herpes (especialmente durante las fases de vesícula y úlcera) existe un riesgo aumentado de infección cruzada paciente-profesional por medio de contacto directo con el virus o a partir de aerosoles.
Desaconsejamos llevar a cabo cualquier tipo de intervención odontológica en pacientes que se encuentren padeciendo un episodio agudo de infección por VHS-I. Se recomienda posponer la intervención hasta que el episodio infeccioso haya remitido por completo.

  El objetivo primario de la terapia antirretroviral para el tratamiento de la infección por VHS-I se orienta a reducir la replicación viral, con objeto de acelerar la curación de las lesiones.

  En los casos más graves, la ingesta de alimentos y líquidos puede verse dificultada, pudiendo predisponer al paciente a un estado de deshidratación. Recomendaremos dieta blanda e incluso la toma de suplementos nutricionales, hasta que las lesiones remitan y el paciente pueda tolerar de nuevo la ingesta de sólidos. Se evitará el consumo de bebidas alcohólicas, ácidas o carbonatadas, así como alimentos picantes que puedan exacerbar la sintomatología dolorosa o el empleo de colutorios con alcohol. El consumo de bebidas frías puede reportar cierto grado de alivio al paciente.

  Cuando la ejecución de una correcta higiene pueda verse impedida por las molestias, se recomienda complementar o sustituir el cepillado por enjuagues con colutorios de acción antiséptica dos veces al día. Evitaremos además la sobreinfección de las úlceras tras la rotura de las vesículas herpéticas.

  Desde el punto de vista farmacológico, por medio de la prescripción de analgésicos sistémicos (Ibuprofeno 600mg cada 8h hasta que disminuyan las molestias) y/o anestésicos de aplicación tópica en gel o spray como la benzocaína aplicada tres o cuatro veces al día.

  Como profesionales de la salud, debemos informar y educar al paciente sobre la naturaleza vírica de la lesión de herpes labial recurrente y su potencial contagioso. Haremos hincapié en la necesidad de mantener no sólo una correcta higiene oral, sino también una exhaustiva higiene de manos para evitar la transmisión de la infección a otras mucosas.


Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617

martes, 12 de noviembre de 2013

Hipersensibilidad dentinaria asociada a los ácidos de la dieta

  Uno de los problemas que con mayor frecuencia nos refiere el paciente periodontal es el de la hipersensibilidad dentinaria, bien previa al tratamiento, como consecuencia de la recesión gingival producida por la pérdida de inserción periodontal, bien tras el tratamiento periodontal debido a la pérdida del cemento radicular como consecuencia del raspado y alisado radicular o por el aumento de recesión tras la contracción gingival que se produce con el tratamiento periodontal.

  A pesar de que a lo largo de los años se han desarrollado diferentes hipótesis que intentan explicar los mecanismos que producen la hipersensibilidad, la teoría más ampliamente aceptada es que la mayoría de los estímulos que provocan dolor producen un aumento del flujo de entrada o de salida del fluido dentro de los túbulos dentinarios.

  Para que se produzca sensibilidad se necesitan dos procesos: en primer lugar, que se exponga la dentina y, en segundo lugar, que los túbulos dentinarios estén abiertos hasta la pulpa. La identificación de los factores que tienden a exponer la dentina y abrir los túbulos será importante tanto para la prevención, como para el manejo terapéutico de esta condición. En la exposición de la dentina tienen mucho que ver los factores abrasivos y erosivos. Además, para que haya una exposición de la dentina hace falta que se produzca una pérdida de esmalte o una pérdida de tejidos periodontales (recesión gingival).

  La hipersensibilidad dentinaria parece ser de etiología multifactorial, pero en diferentes estudios se ha demostrado que uno de los factores más importantes está relacionado con la dieta del paciente. Existe una asociación negativa entre la frecuencia de ingestión de comidas y bebidas ácidas específicas y la persistencia de la hipersensibilidad dentinaria. Muchas dietas que se consumen habitualmente, y que además se consideran sanas, son muy ácidas. Sin embargo, aunque pueden ser saludables para el organismo en general, no lo son necesariamente para el esmalte y la dentina.


 En la última década se ha observado un incremento en la producción y consumo de zumos de frutas y bebidas ácidas, sobre todo en la población joven. Estas bebidas contienen algunos tipos de ácido que normalmente son utilizados en la clínica dental como agentes para grabar el esmalte y la dentina ( ácido cítrico, ácido fosfórico ). El pH de estas bebidas oscila entre 2 y 3 y puede ejercer un efecto en la dentina expuesta parecida al grabado ácido. Los pacientes que consumen habitualmente este tipo de bebidas ácidas presentan con mayor frecuencia lesiones en esmalte y en dentina, que pueden inducir una hipersensibilidad dentinaria mayor.

  Las bebidas carbonatadas, como la Coca-Cola, aunque no provocan una erosión tan rápida como el zumo de pomelo o el de naranja, debido a que en muchas ocasiones las cantidades consumidas son grandes, sobre todo en niños y adolescentes, dan como resultado neto una erosión importante.
Otra sustancia alimenticia de uso frecuente que también ha sido estudiada es el vinagre. Este ácido es capaz de eliminar el barrillo dentinario, abrir los túbulos dentinarios y aumentar la permeabilidad dentinaria.

  Por lo tanto, un factor que va a ser primordial en el tratamiento correcto de la hipersensibilidad dentinaria sería el consejo dietético. Es fundamental hacerle ver al paciente la importancia de esos ácidos ocultos en la bebida y la comida y reducir su consumo, tanto en la cantidad como en la frecuencia.

  Otro factor que también se suma a la hipersensibilidad es el aumento significativo de la eliminación de dentina si un paciente se cepilla con pasta dentífrica después de la exposición al ácido, por ejemplo, tras la toma de un zumo de naranja.

  Otra buena recomendación para nuestros pacientes, tras la realización de la instrumentación radicular, sería que evitasen inmediatamente la ingesta de bebidas ácidas que pudieran eliminar de una manera precoz el barrillo dentinario formado con el raspaje.

  Es importante también resaltar que los jarabes mucolíticos con ácido benzoico en su composición pueden inducir también hipersensibilidad dentinaria.



Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617

jueves, 7 de noviembre de 2013

Traumatismos dentales.

  La avulsión o la exarticulación se define como la salida completa de un diente de su alveolo.

Prevalencia de las avulsiones en la dentición permanente:
  • Sexo: se ha asociado más a niños debido a que estos desarrollan más actividades deportivas de contacto y con movimientos bruscos; sin embargo, en la actualidad este dato está perdiendo valor y ahora la frecuencia de presentación de lesiones en uno y otro género tiende a equilibrarse.
  • Edad: entre los 7 y los 9 años, cuando los incisivos permanentes están erupcionando.
  • Frecuencia: la avulsión presenta una frecuencia de entre el 0,5% y el 16%; los dientes más propensos a sufrir avulsión son aquellos que están en fase de erupción y suelen ser los incisivos centrales superiores, tanto temporales como permanentes.

  En cuanto a la etiología de los traumatismos, destacan el maltrato infantil, las caídas, los choques, los accidentes automovilísticos y, sobre todo, las actividades deportivas.

  Como factores predisponentes destaca un resalte mayor de 4mm, el labio superior corto, la respiración oral, la mordida abierta y los labios incompetentes.

  En los dientes temporales, el tratamiento de elección es la no reimplantación. Por el contrario, en los dientes permanentes se opta por el reimplante inmediato, en el que el mejor pronóstico se obtiene cuanto menor sea el tiempo extraoral del diente avulsionado.

 El tiempo y el medio de almacenamiento y transporte del diente avulsionado, desde que ocurre el accidente hasta que tiene lugar el reimplante, son aspectos de gran importancia.

·         Fuera de la consulta: el reimplante inmediato de la pieza debe llevarse a cabo durante los primeros 15 ó 20 minutos, con una correcta limpieza del mismo y una colocación lo más atraumática posible; si no es viable proceder de este modo, se debe conservar el diente en un líquido adecuado; los medios húmedos extraorales considerados actualmente para mantenerlo son, por orden de idoneidad, la solución salina balanceada, leche desnatada pasteurizada a 4° centígrados, suero fisiológico, saliva y, por último, agua.

·         Dentro de la consulta:
1.    Limpiar la raíz sin frotarla, mediante el irrigado de la misma con suero fisiológico, y mantener el diente hidratado.
2.    Irrigar el alveolo con suero fisiológico, para eliminar el coágulo formado y los posibles restos de contaminación residual, pero sin legrarlo.
3.    Se reimplanta el diente con una ligera presión.
4.    Se recomienda asegurar una correcta posición dentaria mediante el registro radiográfico.
5.    Si se necesita, colocar una férula semirrígida de siete a diez días, con un alambre y composite; debe ser pasiva y lo suficientemente rígida para lograr la inmovilidad, aunque no tanto para que favorezca la anquilosis; debe interferir poco o nada con las funciones normales de la cavidad oral.
6.    Se debe destacar al paciente la importancia de mantener una correcta higiene, para evitar la infección retrógrada a partir de la placa bacteriana; se recomienda el uso de geles con clorhexidina.
7.    Antes de la retirada de la férula, se citará al paciente para una segunda visita, en la que se realizará el tratamiento endodóntico.
·         En el caso de que sea un diente con el ápice abierto y tiempo extraoral menor de 60 minutos, el tratamiento idóneo es no endodonciar inicialmente y monitorizar al paciente cada tres o cuatro semanas para ver los signos de revascularización o patología; si existiera esta última, se realizará un tratamiento pulpar (endodoncia).
·         Si el diente se encuentra con el ápice abierto y con un tiempo extraoral mayor de 60 minutos, realizar el tratamiento pulpar directamente.
·         En el caso de que el diente se encuentre con el ápice cerrado, se recomienda realizar el tratamiento de conductos y rellenarlos con hidróxido de calcio en una primera sesión, para después obturar los conductos de manera definitiva.

  Las medidas de prevención más útiles son el uso de protectores bucales, sobre todo en las lesiones producidas durante alguna actividad deportiva que conlleve cierta violencia. También es importante que los padres y los educadores aprendan a tomar las medidas preventivas que se consideren oportunas, así como los protocolos de actuación de primeros auxilios en caso de avulsión dentaria.

  Secuelas y pronóstico de los traumatismos dentales:
  • Infección y absceso: los traumatismos en la dentición permanente dan lugar a aparición de diversa patología periapical, como pueden ser los quistes y los abscesos.
  • Desarrollo radicular: el desarrollo radicular podrá ir más lento o incluso detenerse.
  • Pérdida de espacio en la arcada dental: se valorará la utilización de mantenedores de espacio, prótesis o el comienzo de un tratamiento ortodóntico.
  • Anquilosis: se produce mayoritariamente en los dientes permanentes reimplantados tras una avulsión traumática; se origina cuando el área de afección del ligamento del diente reimplantado es importante.
  • Reabsorciones: se trata de una lesión inflamatoria en la que se reabsorbe una parte o la totalidad de la raíz; se produce por la contaminación del ligamento periodontal, a través de los canalículos dentinarios en los casos en los que la pulpa está necrótica o es reemplazada por una obturación del conducto radicular insuficiente; del mismo modo, puede producirse una afección en sentido contrario, cuando la infección está establecida primeramente en el periodonto.
  • Supervivencia a largo plazo: si no han aparecido signos de reabsorción radicular durante los primeros dos años, se considera que el pronóstico es bueno; si a los cinco años se mantiene funcionalmente y sin signos patológicos, la supervivencia puede considerarse de largo tiempo; el mantenimiento de estos dientes en la boca dependerá del tiempo que estén fuera de la boca, así como del medio de almacenamiento y transporte hasta que se produzca el reimplante.


Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617

martes, 5 de noviembre de 2013

Logran generar "huesos artificiales" a partir de células madre.

  Un grupo de científicos ha patentado un nuevo biomaterial que permite generar tejido óseo a partir de células madre procedentes de cordón umbilical. Se trata de un material consistente en una tela de carbón activado sobre la que se soportan y se diferencian las células dando origen a un producto capaz de promover el crecimiento del hueso.

  Aunque este método aún no se ha aplicado en los modelos de investigación in vivo, los resultados obtenidos en el laboratorio son altamente prometedores, y en un futuro, podrían servir para fabricar medicamentos destinados a la reparación.




Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617



jueves, 31 de octubre de 2013

La saliva puede revelar la presencia de Cáncer.

  Las muestras de saliva pueden revelar la presencia de cáncer u otras enfermedades graves, según una investigación que señala que en el futuro puede ser posible detectar enfermedades graves en sus primeras etapas con la ayuda de una simple prueba de saliva.

  Estudios previos han constatado que las enfermedades de la boca y la garganta pueden ser diagnosticadas con una muestra de saliva. Además, la saliva contiene también trazas de otras enfermedades con un componente inflamatorio, incluyendo por ejemplo, el crecimiento de ciertos tumores, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

  Este descubrimiento puede tener una gran importancia para los exámenes médicos en el futuro, ya que en lugar de tener que visitar al médico, los pacientes serán capaces de obtener saliva de la parte interior de la boca con un bastoncillo de algodón y enviarlos para su análisis. Si el examen muestra signos de la enfermedad, el paciente puede llamar a un médico.

  Si se confirma esta investigación realizada a unas 500 personas, la prueba de la saliva ahorraría tiempo y dinero tanto a los profesionales sanitarios como a los pacientes. Además, al ser una prueba simple, un mayor número de personas podrían realizarse un examen preliminar.



Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617