jueves, 25 de octubre de 2012

¿Cuál crees que es la mejor forma para crear hábitos de salud en los niños? (2ª parte)

  Continuamos en esta nueva entrada de nuestro blog recogiendo las mejores formas de crear hábitos de salud en los niños.


Es ideal empezar las visitas al odontólogo en edades tempranas:
  
Empezar las visitas al odontólogo en edades tempranas es la forma ideal de crear buenos hábitos de salud oral en los niños.
  
La involucración de los padres en higiene y dieta ayudará de una manera muy positiva al mantenimiento de los hábitos de prevención e higiene que ha empezado a establecerse.

 Crear hábitos como cepillarse los dientes es difícil cuando se trata de niños, ya que a ellos les cuesta entender las ventajas de una buena higiene. Por eso es importante empezar pronto, desde que erupciona el primer diente.

  La correcta obtención de una técnica de cepillado es difícil en edades tempranas, ya que depende de la maduración y el nivel de psicomotricidad fina de cada niño, por lo que habrá que ayudarles al principio, dándoles más autonomía a medida que crezcan.

  Además, como los niños aprenden por imitación, también es importante que nos vean a los padres lavarnos los dientes; enseguida lo intentarán ellos mismos. El refuerzo positivo, las canciones y los juegos son también una ayuda para crear estos hábitos.

(Extractado de artículos publicados por los odontólogos D.Juan Ramon Boj y Dña.Marta Llorca, publicados en la revista DENTAID EXPERTISE, númerio 10).



Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617








jueves, 18 de octubre de 2012

¿Cuál crees que es la mejor forma para crear hábitos de salud en los niños? (1ª parte)



 Una buena higiene bucal empieza desde una edad más temprana de lo que se suele pensar. Y es que la limpieza bucal infantil, junto a la adquisición del hábito de sus mantenimiento, comportará que el adulto pueda conservar sus dientes para toda la vida.

  La mejor forma de crear buenos hábitos de salud en los niños es a través de sus padres
  Los padres correctamente informados son los motores de la prevención dental de sus hijos. El primer diente erupciona entre los 6 y los 12 meses de edad , y a partir de ahí se va sucediendo el resto. A estas edades es complicado que aparezca una lesión, pero es importantísimo que se cree el hábito. Tan importante como enseñarles a comer, dormir, vestirse, lavarse las manos… Se trata de encontrar un hueco para cada tarea y el hueco para los dientes es el nocturno.

  Después del biberón de la noche o de los cereales entre los 6 y 12 meses, con un cepillo infantil y de suavidad media (o incluso una gasa), se hace el cepillado dental. Si tiene dos dientes, se cepillarán dos. Si el niño tiene 18 meses, probablemente se cepillen los incisivos superiores e inferiores, es decir, no hay que esperar la salida del último diente (3 años) para cepillárselos y se ha de hacer todas las noches.
  
Lo importante es el hábito. Al principio es costoso para los padres porque los niños no quieren, pero en una semana, cuando el niño vea que cada noche se repite lo mismo,  entenderá que tiene que ser así y lo aceptará.
  
Es tremendamente gratificante para los padres con niños de tres años que el cepillado de los dientes no sea ninguna lucha gracias a haberlo trabajado desde tan pequeños, además de ser en general bocas bastante sanas.

(Artículo de la Dra. Paloma Tortosa Publicado en la revista DENTAID EXPERTISE nº 10).



Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617






jueves, 11 de octubre de 2012

Influencias del tabaco en las enfermedades periodentales.


  Hoy en día disponemos de una sólida evidencia científica para considerar el consumo de tabaco como un verdadero factor de riesgo para las enfermedades periodontales, especialmente para las periodontitis, estableciéndose que el riesgo de sufrir perodontitis  en los fumadores es entre dos y seis veces mayor en comparación con los sujetos no fumadores. Además los fumadores también presentan una peor respuesta frente al tratamiento periodontal.

  A pesar de que en España se ha observado una clara y progresiva disminución del consumo de tabaco desde 1987, en nuestro país la prevalencia global de fumadores diarios es del 25%, siendo una de las más altas de la Unión Europea.

  Las causas para explicar el mayor riesgo de sufrir periodontitis y la mayor velocidad de progresión puede deberse a varios factores:

- Presencia de un mayor número de bacterias orales en los fumadores.
- La vascularización de la encia en las zonas inflamadas se encuentra disminuida en pacientes fumadores, lo que enmascara la enfermedad y dificulta su detección temprana.
- El tabaco afecta a las células responsables de la creación de colágeno, sustancia que se produce para la curación y cicatrización.
- Afecta a las células del sistema inmune, disminuyendo su respuesta.

  Dejar de fumar debería ser considerado como una parte esencial del plan de tratamiento en los pacientes periodontales. El tabaco aparece como un factor muy importante en la recurrencia de la enfermedad, empeora la respuesta a la terapia periodontal y además presenta un mayor riesgo para la pérdida de dientes durante la fase de mantenimiento periodontal.

  El abandono del hábito implica múltiples beneficios para la salud periodontal, progresivamente se reducen los riesgos periodontales asociados al mejorar la vacularización y la respuesta inmune, lo que incluye una mejor respuesta a los tratamientos periodontales.

Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617



jueves, 4 de octubre de 2012

HERPES ORAL RECURRENTE: En qué consiste. Prevención y tratamiento.



  La infección por herpes oral recurrente presenta una elevada incidencia en la población general, hasta un 90% tiene anticuerpos del virus del herpes simple Tipo I, virus responsable de la infección.

  El primer contacto con el virus suele producirse en la infancia, por contacto mucoso con secreciones infectadas (saliva) o con lesiones activas presentes en el interior de la boca o labios. Esta exposición inicial se denomina “infección primaria” y en la mayoría de los casos no provoca ningún síntoma, aunque en un reducido porcentaje causa una reacción llamada “gingivoestomatitis herpética”, que cosiste en la aparición de vesículas y úlceras orales, fiebre, escalofríos, fatiga y dolor muscular en un periodo de 10 a 14 días.

  Tras esta primera infección el cuerpo desarrolla una respuesta inmunitaria, creando anticuerpos contra el virus pero éste no es erradicado completamente sino que permanece en nuestro organismo en estado de latencia. Desde su lugar de latencia puede ser reactivado por ciertos desencadenantes como la exposición solar, el frío, traumatismos, periodos de estrés emocional, descensos de las defensas o la menstruación, provocando la aparición de vesículas y úlceras en el interior de la boca o la superficie de los labios.

  Para disminuir la aparición del herpes recurrente pueden tomarse sencillas medidas como la aplicación de bálsamos labiales con protección solar que nos ayuden a mantener los labios hidratados y en buen estado, aislándolos de factores ambientales nocivos. En los casos más complicados puede ser necesaria la toma de medicación preventiva suministrada por el médico u odontólogo.

  Otra forma de prevención que está siendo estudiada es la fototerapia láser aplicada en la clínica dental, ya que se ha afirmado que esta terapia sería capaz de reducir el dolor, acelerar la curación de la lesiones y reducir su tamaño.

  En cuanto al tratamiento durante la fase aguda, debe ser supervisado por el odontólogo / médico, que pautará los fármacos adecuados. Es muy importante en esta fase evitar el consumo de bebidas alcohólicas, ácidas o carbonatadas, así como alimentos picantes o colutorios con alcohol, haciendo hincapié en mantener una correcta higiene bucal, evitar el contacto íntimo con otros sujetos y no compartir cubiertos u otros utensilios que pueden haber estado en contacto con la saliva.


Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617

jueves, 27 de septiembre de 2012

Efectos clínicos y osteoinmunológicos de la fototerapia láser


  Un reciente estudio realizado en la Universidad Complutense de Madrid evalúa los beneficios clínicos, antiinflamatorios y osteoinmunológicos de la aplicación complementaria de fototerapia láser en el tratamiento de la enfermedad periodontal, técnica que utilizamos en nuestra clínica de manera sistemática tras la realización del tratamiento convencional de raspado y alisado radicular.

  Como ya es conocido, la placa bacteriana acumulada en la superficie subgingival o supragingival  del diente desencadena un mecanismo que conlleva la destrucción de hueso y tejido conectivo, con la consecuente formación de la bolsa periodontal y posterior pérdida de la pieza dentaria si dicho mecanismo no es frenado a tiempo.

  El RAR ( Raspado y alisado radicular ) es el procedimiento más importante y eficaz en el tratamiento de esta enfermedad crónica, junto con el seguimiento de un adecuado y completo programa de higiene oral, en el que se deben incluir mantenimientos en clínica al menos dos veces al año.
Este estudio confirma lo que muchos otros estudios anteriores ya habían supuesto, demostrando que los resultados son aún más satisfactorios combinando el RAR con la aplicación de la terapia láser en la bolsa periodontal, ya que ejerce un efecto bioestimulante sobre el tejido, promoviendo una rápida reparación del mismo y mejorando la recuperación de la salud periodontal a corto, medio y largo plazo, puesto que a su vez reduce los niveles de algunas moléculas mediadoras que estimulan la aparición de la inflamación gingival. 

Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617

jueves, 20 de septiembre de 2012

Relación entre encías y enfermedades cardiovasculares

  La presencia de periodontitis, o infección en las encías, debe ser considerada como un factor de riesgo para desarrollar una enfermedad cardiovascular y, por tanto se aconseja su prevención y tratamiento.

  Aunque ya se tenían numerosas evidencias científicas y clínicas sobre el impacto negativo que tiene la periodontitis en el ámbito cardiovascular, esta recomendación de la ESC (European Heart Journal) supone un espaldarazo definitivo para la estrategia de prevención y manejo de infecciones en las encías.

  En concreto, la periodontitis se sitúa ahora en la misma línea que otras enfermedades que han demostrado tener una clara repercusión sobre la salud cardiovascular, como la diabetes o la hipertensión.

  En concreto, en las guías publicadas por la ESC, se advierte expresamente que la periodontitis se asocia con la aparición de disfunción endotelial, aterosclerosis y con un incremento del riesgo de infarto de miocardio e ictus.
  De la misma forma, se reconoce que otros factores, como el bajo nivel socioeconómico y el hábito tabáquico, también pueden tener una importante influencia en esta relación entre periodontitis y enfermedades cardiovasculares.
  La enfermedad periodental es la causa principal de pérdida de dientes. En España, se estima que sólo el 14,8% de los adultos entre 35 y 44 años tiene las encías sanas; el 59,8% presenta gingivitis y el 25,4% periodontitis; En personas de 65 a 74 años la situación es aún peor: el 10,3% tendría las encías sanas y el resto padecería algún tipo de enfermedad periodental (51% gingivitis y el 38% periodontitis).



Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617




jueves, 13 de septiembre de 2012

Recomendaciones durante el tratamiento ortodóntico.


  Los problemas de maloclusión dentaria no sólo afectan a la cavidad bucal, sino al resto del organismo: deglución, masticación, fonación, etc... conllevando al deterioro del estado de salud general y pudiendo además generarse problemas de baja autoestima. Estos problemas se solucionan convenientemente por medio de un tratamiento ortodóntico.
 
 Recomendaciones durante el tratamiento ortodóncico:
- Trocear los alimentos y evitar morder con los dientes incisivos.
- No ingerir alimentos pegajosos que puedan acumularse entre la ortodoncia, ni excesivamente duros, ya que pueden ocasionar la ruptura o desenganche de los componentes de ésta.
- Evitar la ingesta excesiva de alimentos ácidos y azucarados, con el fin de prevenir la aparición y el desarrollo de caries.
- Aumentar el consumo de alimentos ricos en vitamina A (lácteos, huevos) y en betacarotenos, porque ayudan a regenerar la mucosa. 

Fuente: Revista "soluciones Dentaid"


Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617


jueves, 30 de agosto de 2012

La Importancia de la vitamina D para los dientes


  Un nuevo informe destaca el hecho de que la vitamina D, conocida también como la vitamina del sol, es tan esencial en la lucha contra las enfermedades bucodentales, como el calcio. 


  Aunque el informe que lo publica en el Journal of Periodontology, pone de relieve que la exposición limitada al sol dos veces por semana podría ayudar a que el cuerpo absorba la cantidad suficiente de vitamina D, es mucho más recomendable y sano tomar suplementos o subir la ingesta dietética de los alimentos con un alto contenido de vitamina D, tales como leche, huevos, sardinas y atún. 

  Tanto la vitamina D y como el Calcio contrarrestan las deficiencias y reducen la resorción ósea, asegura el Dr. Charles Hildebolt, del Departamento de Radiología de la Universidad de Washington Escuela de Medicina de St. Louis, Missouri.


  Para reforzar lo dicho, numerosos estudios indican que la vitamina D y el Calcio actúan positivamente sobre las deficiencias en la pérdida ósea y contrarrestan el aumento de la inflamación. La inflamación es un síntoma bien conocido de las enfermedades periodontales, por lo que por lógica se ha sugerido que la deficiencia de calcio y vitamina D puede ser un factor de riesgo para las enfermedades periodontales. 

  Sin embargo, el informe señala que entre 10 y 15 minutos de exposición al sol dos veces por semana, también puede ser un medio de producción de vitamina D natural en el cuerpo; sin embargo, la recomendación es y seguirá siendo objeto de controversia con los dermatólogos que luchan para reducir el cáncer de piel. 

  Las enfermedades periodontales son infecciones bacterianas que, si no se tratan, pueden causar daños en el hueso e incluso la pérdida de dientes. Pero quizás aún más grave, una serie de enfermedades infecciosas se ha relacionado con niveles bajos de vitamina D, y se ha demostrado que ésta puede suprimir la producción de citocinas proinflamatorias. 

  La enfermedad periodontal aumenta la producción de citocinas, pero se ha demostrado que la vitamina D puede suprimir la producción de éstas, y posiblemente reducir el riesgo de enfermedad periodontal, explicó Hildebolt. 


Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617


Fuente:Dientes Perfectos.es 

jueves, 23 de agosto de 2012

¿Qué alimentos son buenos para tus dientes?

  Lavas tus dientes cada día, usas hilo dental, visitas al dentista cuando es necesario... te preocupas por la salud de tu dentadura. Pero, tal vez no has pensado en que una correcta alimentación también puede echarle una mano a la apariencia sana y bonita de tu sonrisa. Cada vez que damos un bocado, se desencadena un proceso químico en el interior de la boca y, en función del tipo de dieta, tendrá una repercusión en la salud general y dental.

  Sí que tenemos clara, por ejemplo, la mala prensa de los alimentos ricos en azúcares. Son los principales causantes de la caries. ¿La razón? Estos hidratos de carbono (azúcares) reaccionan con bacterias bucales para formar ácido, que es el causante de que desmineralice el esmalte dental, hasta producir la tan temida caries.


  Eso sí, tal vez no hayas pensado que los azúcares no sólo se encuentran en bombones o “golosinas”, sino que las bebidas como los batidos o zumos también pueden darnos problemas, porque, aunque no contengan azúcares, suelen tener un alto contenido de ácidos, que desgastan los dientes. Lo que es una hábito saludable, por ejemplo, es comer mucha fruta y verdura (al menos, 5 piezas al día), pero el consumo excesivo de estos alimentos, que contienen azúcares naturales, puede causar erosión del esmalte dentario.


Por lo tanto, no sólo es una cuestión de comer sano.
  

  Nuestro punto a favor es que es sencillo contrarrestar “el ataque ácido”. Os presentamos siete útiles recomendaciones -algunas pueden llamarte la atención- para proteger nuestra dentadura:


1. Beber leche y derivados (ricos en calcio, fósforo y vitaminas A, D y B) después de las comidas y antes del cepillado.

 2. Otro aliado es el té verde (sin azúcar), rico en flúor y compuestos antioxidantes.

 3. Beber mucha agua, sin gas (pues contiene ácido carbónico). Las aguas fluoradas están vinculadas con la reducción de caries.

 4. Mascar chicle, sin azúcar y con xilitol (edulcorante natural procedente de la corteza del pino), para ayudar a la limpieza de los dientes y para estimular la secreción de saliva, rica en compuestos antibacterianos.

 5. Cepillar los dientes 2 veces al día es suficiente.

 6. Cepillar los dientes antes del desayuno, y no después, sobre todo si solemos beber zumos de naranja, limón o pomelo. Con ello, se crea una “capa protectora” de fluoruro contra los ácidos a los que vamos a exponer nuestro esmalte.

 7. Come zanahorias, manzanas y apio, que contienen sustancias naturales que “limpian” los dientes.



Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617


Fuente: Hola.com

jueves, 16 de agosto de 2012

La halitosis (II)


(Continuamos en esta segunda parte de la entrada refiriéndonos al problema de la halitosis)

  El tratamiento de la halitosis oral está orientado a disminuir el número de bacterias productoras de mal olor, depositadas en el dorso posterior de la lengua y surco o bolsa periodontal, y a disminuir la volatilización de los productos malolientes.

  A nivel general, los protocolos de tratamiento incluyen la realización de una limpieza dental profesional e instrucciones de higiene oral, incluyendo un correcto cepillado, una limpieza interproximal, sin olvidar una limpieza lingual (eliminar el biofilm formado sobre la lengua) y el uso de un colutorio en forma de gargarismos para alcanzar la parte posterior del dorso lingual.

  Otros factores a tener en cuenta para prevenir la halitosis son los siguientes:
-Cepillarse los dientes por la mañana, después de cada comida y antes de acostarse.
-No olvidar la limpieza interproximal con las sedas y cintas dentales o con los cepillos interproximales.
-Realizar comidas escasas y menos espaciadas.
-Reducir o eliminar café, tabaco y alcohol.
-Beber agua entre horas.
-Reducir el estrés.


(La información ha sido extractada de la contenida en la revista "Mejora la calidad de vida de tus pacientes", publicada por la DENTAID)

Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617


jueves, 9 de agosto de 2012

La halitosis (I)

  La halitosis se manifiesta como el conjunto de olores desagradables u ofensivos que provienen de la cavidad oral.
  Aproximadamente en el 90% de los casos el origen está en la boca. En el 10% restante se relaciona con alguna patología en el area otorrinolarincológica o con otras patologías.
Por tanto, es primordial el diagnóstico etiológico para conocer el origen del problema.

Las causas intraorales más frecuentes son la falta de higiene bucal, cubrimiento lingual , el uso de prótesis u ortodoncia , enfermedades periodontales, caries dentales abiertas, consumo de medicamentos que producen sequedad de boca, enfermedades sistémicas, alveolitis, osteomielitis y tabaco, entre otras.

  También podríamos incluir otras situaciones,  como podrían ser: hablar durante largos periodos de tiempo, consumir determinadas sustancias (ajo, cebolla, picantes…), consumir tabaco, alcohol, café..., periodos de ayuno o de dietas proteicas, épocas de estrés, tras realizar ejercicio intenso…

  El mal olor se debe principalmente a la presencia de compuestos volátiles sulfurados en el aire desprendido por la cavidad bucal. El mecanismo de producción de estos compuestos está directamente asociado con el metabolismo proteico de bacterias anaerobias negativas presentes en la superficie de la lengua, el surco gingival, la saliva y otras áreas.

  La evidencia científica sugiere que la halitosis es una condición común y puede afectar a gente de todas la edades, sobre todo a la población adulta.

  Algunos estudios reportan que más del 50% de la población padece halitosis. Las principales manifestaciones que alteran la calidad de vida son:
-Implicaciones psicológicas: aumenta la ansiedad y los niveles de estrés. Provoca falta de confianza y baja autoestima.
-Implicaciones sociales: afecta la relación con los demás e interfiere las relaciones íntimas.
-Implicaciones en el comportamiento: limita la comunicación oral incluso cubriendo la boca con la mano o utilizando mayor comunicación gestual. Aumentan el distanciamiento interpersonal.
-Implicaciones profesionales: puede llegar a dañar la imagen e influir en aspectos tan importantes como el éxito profesional.
  
  Esta situación suele ser encubierta con la utilización de productos enmascaradores como chicles, caramelos e incluso tabaco, pero no por ello es menos importante para las personas que la padecen. Buena parte de ellos no son conscientes de sufrir halitosis debido a la adaptación de su sentido del olfato y por el pudor que sienten los que conviven con ellos, que difícilmente les advierten sobre el problema.

(En el próximo post continuaremos con la halitosis y nos referiremos a los tratamientos existentes para este problema)


(La información ha sido extractada de la contenida en la revista "Mejora la calidad de vida de tus pacientes", publicada por la DENTAID)

Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617

jueves, 2 de agosto de 2012

Fumar, una acción agresiva para la boca


  Fumar presenta una elevada prevalencia mundial: 1.250.000 millones de fumadores en el mundo y aumenta la morbilidad y la mortalidad.
-Es la primera causa de mortalidad evitable en nuestro país.
-En España hay más de 56.000 muertes anuales atribuibles al tabaco.

Tabaco y cavidad oral:
  La agresividad del tabaco viene dada por el calor de la combustión del mismo y por los elementos tóxicos que tiene el humo (nicotina, benzopirenos, alquitranes y radicales libres), unido a los estudios más recientes que preconizan que la combustión del mismo papel en el que va metido, producen mayor predisposición a lesiones orales.
  En la región oral, las principales manifestaciones que vemos en los fumadores son:
-Tinciones y manchas en la superficie dentaria.
-Halitosis.
-Disminución del gusto.
-Retraso en la cicatrización de las heridas.
-Mayores índices de periodontitis y de gingivitis ulceronecrotizante aguda.
-Mayor índice de fracaso implantológico.
-Aumento importante en el número de casos de cáncer oral.

  El tabaco es responsable del 50% de los cánceres de la cavidad oral, del 70% de los cánceres de laringe y del 50% de los casos de cáncer de esófago.
Este mayor riesgo disminuye notablemente en un período entre 5 y  10 años después de dejar de fumar.



(La información ha sido extractada de la revista "Odontólogos de hoy", nº 3)

Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617


jueves, 26 de julio de 2012

La salud de la mujer pasa por las encías (III)


(Continuamos en esta tercera y última parte del post recogiendo información sobre la salud de las encías de la mujer durante su vida.)


MENOPAUSIA
En la menopausia se reducen los niveles de estrógenos (disminuyendo el efecto antiinflamatorio de estas hormonas en la encía) y de progesterona (reduciéndose la densidad ósea y apareciendo la osteoporosis). Se producen alteraciones significativas en los tejidos de la boca, con una menor secreción y cambios en la composición bioquímica de la saliva y desórdenes en la flora bucal.
Habitualmente, en la mujer menopaúsica se pueden apreciar trastornos periodontales como la gingivitis atrófica (con una palidez anormal) gingivoestomatitis postmenopaúsica (encías brillantes y secas, sangrado fácil y de color que varía entre pálido y rojizo) y malestar bucal, con sensación de quemazón, sequedad y mal sabor (“síndrome de boca ardiente”)
En esta situación, es fundamental el mantenimiento de unos niveles bajos de placa bacteriana. Las visitas al odontólogo o al periodoncista se deben hacer de forma periódica, con el fin de identificar cualquier cambio a nivel bucal. En el caso de estar tomando bisfosfonatos orales, se debe informar al especialista para que adopte las medidas preventivas y terapeúticas oportunas.


(Esta información ha sido extractada de la contenida en la revista "Cuida tus encías", publicada por la fundación española de periodoncia e implantes SEPA)


Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617

jueves, 19 de julio de 2012

La salud de la mujer pasa por las encías (II)



(Continuamos en esta segunda parte del post recogiendo información sobre la salud de las encías de la mujer durante su vida.)


ANTICONCEPTIVOS ORALES
  Los anticonceptivos orales están compuestos por hormonas sintéticas similares a los estrógenos y progesterona. Estas hormonas se asocian con un aumento de la inflamación de las encías que, si se mantiene en el tiempo puede conducir a daños irreversibles en los tejidos que rodean y sujetan a los dientes. Por ello, es recomendable que las mujeres que tomen anticonceptivos orales controlen sus encías con su dentista y periodoncista.


EMBARAZO
  La inflamación de las encías aumenta durante la gestación y suele desaparecer habitualmente tras el parto, lo que se conoce como gingivitis del embarazo o gravídica. Si no se tiene gingivitis antes del embarazo no es común que aparezca esta dolencia durante él, sin embargo, si ya se tenía inflamación gingival con anterioridad es relativamente frecuente que el problema se padezca durante éste.

  Las alteraciones de los niveles hormonales que se producen durante el embarazo afectan a los vasos sanguíneos, al funcionamiento de las células del periodonto (tejido que rodea y soporta los dientes), a las bacterias de la placa y al sistema inmune local.
La encía está intensamente enrojecida, sangra fácilmente, está engrosada y con aumento claro de su tamaño entre los dientes. Lo que permite que haya más bacterias por debajo de la encía.


  Si la mujer embarazada tiene gingivitis o periodontitis previa al embarazo, se eleva el riesgo adicional de que haya resultados adversos del embarazo, principalmente parto prematuro o bebé de bajo peso. Además hay algunos estudios que relacionan la enfermedad periodontal con el tiempo que tarda la mujer que la padece en quedarse embarazada.

  Una adecuada técnica de higiene bucal es básica no sólo para reducir a la mínima expresión la gingivitis, sino para prevenir la aparición de posibles efectos adversos en el embarazo. Además distintos estudios han demostrado que los tratamientos periodontales previos al embarazo son beneficiosos para la salud de las encías de la madre y, si se realizan durante el embarazo, son seguros para el feto.



  En las próximas semanas continuaremos con este tema, recogiendo información sobre las salud de las encías de la mujer durante las distintas fases de su vida.


(Esta información ha sido extractada de la contenida en la revista "Cuida tus encías", publicada por la fundación española de periodoncia e implantes SEPA)



Clínica dental Maestro

Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617

jueves, 12 de julio de 2012

La salud de la mujer pasa por las encías (I)

  Durante la vida de la mujer, y principalmente por razones hormonales, hay periodos concretos en los que las encías van a estar más susceptibles de inflamación y, por lo tanto, se eleva el riesgo de sufrir enfermedades bucales. Una adecuada estrategia preventiva, diseñada por el dentista o el periodoncista, minimizará estos riesgos.
  En la pubertad, antes de la menstruación, con la ingesta de anticonceptivos orales, durante el embarazo y en la menopausia las enfermedades periodontales tienen un especial protagonismo.



PUBERTAD
  
  En la pubertad pueden desarrollarse signos marcados de inflamación en las encías, sin un aumento claro de los niveles de placa bacteriana. Se denomina “gingivitis puberal” y está asociada a incrementos de las hormonas sexuales, estrógenos y progesterona, que ocurren alrededor de los 12 años. Estos cambios hormonales producen un incremento de la circulación sanguínea en las encías, lo que favorece una respuesta inflamatoria exagerada a la acción de las bacterias, siendo habitual el sangrado.

  Se trata de una situación generalmente transitoria, y reversible tras la pubertad, al menos de forma parcial. La eliminación de la placa bacteriana mediante instrucciones de higiene adecuada y/o profilaxis dental son los factores clave para controlar los síntomas. 

  En las próximas semanas continuaremos con este tema, recogiendo información sobre las salud de las encías de la mujer durante las distintas fases de su vida.


(Esta información ha sido extractada de la contenida en la revista "Cuida tus encías", publicada por la fundación española de periodoncia e implantes SEPA)



Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617

jueves, 5 de julio de 2012

La salud bucal afecta a la fertilidad de las mujeres

  Según un estudio de la Universidad de Western (Australia), aquellas mujeres que tienen problemas dentales o una mala salud bucal cuentan con menos posibilidades de fecundar.

  El trabajo, realizado con 3.500 pacientes, demuestra que las mujeres con problemas periodontales tardan, de media, dos meses más en poder concebir. Por ello, el informe concluye que sería recomendable que las mujeres con expectativas de iniciar un embarazo se hicieran antes una revisión completa de su salud bucodental.


Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617










jueves, 28 de junio de 2012

Los problemas de los piercings


  Según un estudio publicado recientemente por la revista American Journal of Clinical Dermatology, el 20% de las personas que porta piercings sufre algún problema de salud. Aunque generalmente son pequeñas infecciones localizadas, las complicaciones con estos adornos corporales pueden llegar incluso a generar hepatitis. Este informe pone de manifiesto que las mucosas son especialmente sensibles a la hora de recibir un cuerpo extraño.
  
  Los piercings que se colocan en la lengua son los que más problemas provocan: pueden crear dificultades a la hora de intubar un paciente crítico o ser la causa de la rotura de piezas dentales, al morder el pendiente…
  
Asimismo, los situados en los labios o en la lengua generan, habitualmente, un aumento de nivel de la placa bacteriana.

Fuente: Maxillaris, revista del sector dental, nº 154



Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617

jueves, 21 de junio de 2012

La clave para un buen mantenimiento de implantes en casa.


  ¿Cómo conseguir un mantenimiento adecuado de los implantes en nuestro hogar? La mejor solución: controlar la placa bacteriana y tener una higiene óptima, además de revisiones periódicas en clínica (lo ideal son los controles de 3 a 6 meses).

  La principal clave para el mantenimiento de implantes es motivar al paciente y concienciarlo de las consecuencias que puede tener la inflamación de la mucosa periimplantaria. Para evitarlo, es imprescindible el control mecánico y químico de la placa bacteriana. La remoción de ésta debe realizarse mediante un buen cepillado dental, acompañándolo del uso de la seda dental, los cepillos interproximales y también el irrigador bucal.

  En la mayoría de los casos, se recomienda al paciente el uso de un gel de clorhexidina en la encía periimplantaria para mantenerla libre de inflamación. Todo esto, junto a las revisiones en clínica es necesario para el buen mantenimiento de los implantes.

  Tras una correcta higiene dental con el cepillo y el dentífrico adecuado a cada paciente, es importante utilizar como complemento un irrigador bucal con colutorio diluído en agua a partes iguales si fuera necesario y con la boquilla específica en cada caso, ya que puede llegar a los lugares de difícil acceso.

  Cabe destacar que el éxito total y la clave de un buen cuidado de los implantes consiste en mantenerlos limpios y libres de placa bacteriana, así como evitar determinados hábitos, como fumar. En suma, el resultado duradero del tratamiento con implantes depende de la resistencia de la salud de los tejidos duros y blandos periimplantares y de la distribución apropiada de las fuerzas sobre los mismos.



Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617


jueves, 14 de junio de 2012

La sensibilidad dental


Una problemática que sufren cada vez más personas.

La sensibilidad dental es un síndrome doloroso transitorio derivado de la exposición de la dentina, parte interna del diente, a estímulos externos térmicos, químicos o táctiles y que no pueden ser asociados a ninguna otra patología dental.  

En los últimos años ha aumentado el número de personas afectadas por sensibilidad dental debido al exceso de consumo de bebidas acidogénicas (refrescos) y al uso indiscriminado de productos de blanqueamiento dental sin supervisión profesional.

En condiciones normales, cuando el diente está sano, el esmalte y la encía ejercen una función protectora, evitando que las partes internas del diente queden al descubierto.
Cuando el cemento o la dentina quedan expuestos debido a la retracción de la encía o al desgaste del esmalte, estímulos externos (frío, calor, dulce…) pueden excitar las terminaciones nerviosas provocando sensibilidad dental.

Los principales factores que pueden provocar la retracción de la encía o pérdida de esmalte dental son muy variados:
-Abrasión:  pérdida o desgaste del esmalte dental por roce de un objeto externo (por ejemplo, la abrasión por cepillado).
-Atrición:  el contacto diente con diente en las superficies de masticación puede provocar una pérdida del esmalte (por ejemplo, el bruxismo).
-Erosión: pérdida o desgaste del esmalte dental por acción química.
-Tratamientos odontológicos: tras las limpiezas profesionales, al eliminar la placa dental y el sarro.

En algunas personas el dolor por sensibilidad dental puede ser tolerable, mientras que en otras ese dolor les puede impedir llevar a cabo una correcta higiene bucal y esto puede derivar en otras patologías más graves como la caries y las enfermedades de las encías.

Para evitar los problemas derivados de una mala higiene bucal se recomienda utilizar productos adecuados para dientes sensibles con acción desensibilizante y protectora que actúan sobre dientes y encías, permitiendo combatir la sensibilidad dental a la vez que protegen de la caries y de la retracción lingual.



Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617


jueves, 7 de junio de 2012

¿Qué hábitos de higiene bucal deben seguir los pacientes adultos mayores?


  Mantener unos hábitos de higiene bucal adecuados durante la tercera edad o edad avanzada no sólo es básico para nuestra imagen, sino también para prevenir algunas enfermedades.

  A medida que aumenta la esperanza de vida, se incrementan las dificultades con las que se encuentran las personas mayores para continuar con sus hábitos de higiene bucodental. Los problemas con los que se van a enfrentar son, por un lado, la pérdida de habilidad manual debido a ciertas patologías como artritis, artrosis…. En estos casos se recomienda el uso de cepillos eléctricos o irrigadores (el tamaño del cepillo dental debe ser el oportuno a la movilidad del usuario, anatómico, ergonómico y antideslizante). Y, por otro lado, la sensibilidad dentaria, debido a recesiones gingivales y caries cervicales. Para ello deben usar pastas dentríficas específicas para la sensibilidad.

  Tenemos que diferenciar dos grupos de pacientes: pacientes edéntulos (sin dientes) totales o parciales y pacientes con dientes naturales.
  Los edéntulos totales deberían revisar cada seis meses sus mucosas y cada dos años las prótesis. Asimismo, se recomienda utilizar limpiadores específicos para las prótesis, limpiándolas a conciencia al menos una vez al día. Los edéntulos parciales deberían revisar sus dientes cada 6 meses para evitar las posibles caries de cuello. Además, tendrían que utilizar pastas y colutorios específicos para su edad.íficos para su edad, así como hacer una limpieza exhaustiva de sus prótesis.

  Los pacientes con dientes naturales deben seguir los mismo hábitos de higiene que los anteriores, es decir, revisiones cada 6 meses y cepillado 3 veces al día con pastas y colutorios específicos ara su edad.
  Tanto los pacientes edéntulos parciales como los pacientes con dientes naturales tienen que realizarse una tartrectomía (limpieza dental) al año y mantener sanas sus encías.

  La gente mayor debe acompañar los hábitos de higiene oral habituales (como el correcto uso del cepillo dental para la remoción de la placa, el uso de la seda dental, enjuagues orales con flúor para evitar la aparición de caries radiculares o los cepillos interproximales) con determinados hábitos asociados al envejecimiento oral. Estos pueden ser el uso de productos como las salivas artificiales, los chicles o los caramelos de xilitol, geles de glicerina, o incluso fármacos como la pilocarpina, siempre bajo supervisión odontológica, para ayudar a disminuir la xerostomía que producen el uso de determinados medicamentos o enfermedades.


Clínica dental Maestro
Calle Uría 17, 2º izq. 33003 Oviedo, Asturias  telf. 985 230 775
Calle  el Sol 3, 1º izq 33870 Tineo, Asturias  telf. 985 801 617